La Red Navarra de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social reclama una profunda reflexión y soluciones reales en las políticas de Derechos Sociales

La creación de la Fundación Pública no supone ninguna mejora en la atención a las personas, ni en las condiciones laborales de las personas trabajadoras, ni tampoco supone una verdadera gestión pública.

Desde la Red Navarra de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social queremos mostrar nuestra preocupación ante las recientes declaraciones que ha realizado el vicepresidente de Derechos Sociales sobre la creación de una Fundación Pública para la gestión de servicios para la inclusión social que actualmente están siendo gestionados satisfactoriamente en régimen de gestión indirecta, tal y como ha apuntado Gobierno de Navarra.

Presumiblemente dicha fundación asumiría los servicios de incorporación sociolaboral, de atención a la infancia y a la adolescencia, de atención a víctimas de violencia de género, y el que prestan los Centros de Observación y Acogida en materia de protección de menores por la especificidad de los mismos. Pero la Red Navarra de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social valora que, además de la especificidad, estos servicios resultan de especial protección y vulnerabilidad, y por ello se ha garantizado siempre una gestión eficaz, eficiente y de calidad, y una garantía de acceso a toda la sociedad. Las entidades en Navarra estamos de sobra capacitadas para ir más allá del asesoramiento técnico, de la homogeneidad de las actuaciones, de los criterios, herramientas y metodologías, argumentos esgrimidos para el cambio en la titularidad de la gestión. En este sentido cualquier nueva vía a desarrollar debe seguir manteniendo nuestra esencia y nuestra vocación de protección con la hemos venido trabajando y seguiremos trabajando en defensa de todas las personas, y específicamente de las más vulnerables.

Además, desde el inicio de la legislatura hemos reivindicado a las instituciones públicas que sean valientes, y no exclusivamente “pragmáticas”  y que apuesten por una inversión real y estable en políticas públicas. Así mismo, evidenciamos la necesidad de articular medidas reales en materias de empleo, infancia y menores, vivienda, salud y educación, que sean tendentes a “lograr el necesario fortalecimiento de las políticas sociales del Estado de Bienestar”, tal y como indican desde Derechos Sociales; pero no mediante una pseudo gestión pública. Destacamos además que la política continuista respecto al tercer sector no ha fomentado su fortalecimiento, sino que incluso ha llevado a la desaparición de algunas entidades.

El empleo, la infancia y la protección a las mujeres no pueden ser moneda de cambio.

En el Acuerdo Programático 2015-2019 suscrito por los 4 partidos que sostienen al actual gobierno, se hablaba de defender y promocionar los Servicios Públicos, y de una recuperación para la gestión pública. Promesa que no se ha traducido en un compromiso real, ni en acciones concretas y que ahora se pretende cubrir parcialmente y a toda costa. Desde la Red Navarra de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social defendemos servicios de carácter público de calidad que garanticen una atención óptima, y  más teniendo en cuenta el especialmente vulnerable ámbito de actuación. Pero una Fundación Pública no implica una publificación real, se trata de una personalidad jurídica privada en la que existe una participación mayoritaria por parte de la Administración, de manera directa o indirecta. Es decir, esta propuesta es una forma de seguir manteniendo el servicio privatizado pero colocándole la etiqueta de “público”.

Además, se realizan estos planteamientos irreflexivos que pueden afectar negativamente a servicios que se prestan mediante gestión indirecta y cuya valoración es positiva por parte de Gobierno de Navarra. Las entidades sociales han asumido estos servicios cubriendo los huecos a los que la administración no está llegando: haciendo lo imposible para sacar adelante los proyectos con la mejor calidad; contando con profesionales altamente cualificados, con experiencia y vocación de servicio; y poniendo el foco siempre en las personas atendidas. Dichas entidades han invertido tiempo y recursos, han formado a profesionales creando un “saber hacer”, han habilitado espacios, han buscado financiación para hacerlos realidad, y lo han hecho de manera responsable y transparente.

Por otro lado, vista la práctica actual de otras Fundaciones Públicas en Navarra, ese cambio sí podría implicar una merma en el control y la transparencia, que actualmente sí se cumplen rigurosamente para la consecución de los servicios adecuada y de calidad. Por todos estos motivos no es comprensible la creación de una Fundación Pública para la asunción de estos servicios cuando no supone, a priori, ninguna mejora en la atención a las personas, ni en las condiciones laborales de las personas trabajadoras ya que la subrogación será “de partida en las mismas condiciones laborales”.

Es preocupante la respuesta del actual Gobierno de Navarra ante las peticiones que reclamamos como sociedad que exigen una pausada reflexión y análisis conjunto entre entidades y administración, y no una “solución” tomada bajo la presión del final de la legislatura. Una respuesta miope que no tiene en cuenta a las entidades que llevan a cabo este servicio actualmente, ignorando su experiencia y conocimiento para la mejora de la calidad en la atención. Se ha vendido a la ciudadanía un proyecto antes de que ni siquiera haya un diseño de cómo se llevará a cabo la atención, ni de la Fundación Pública encargada de su gestión, ni de los espacios habilitados para ello.

Las entidades que gestionan servicios del ámbito social, a pesar de las condiciones precarias de escasez de recursos y aumento masivo de la demanda de servicios, han cumplido durante la última década con las personas más vulnerables, trabajando de manera constante por y para ellas. Siempre sacando más de donde no había, apostando verdaderamente por ofrecer servicios de calidad, siendo totalmente transparentes y justificando hasta el último céntimo recibido. Es hora de defender esta titánica labor y valorar el tremendo esfuerzo que se realiza diariamente.

Compártelo en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.