La Red contra la Pobreza insiste, en el Parlamento de Navarra, en la necesidad de invertir en las personas vulnerables

La Red Navarra de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social ve necesario un Plan Operativo para 2021 que adecúe el del Plan Estratégico de Inclusión Social a la crisis social en la que estamos inmersos en la actualidad.

Alberto Urteaga y Elena Vizcay, representantes de la Red Navarra de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social.

Esta mañana, Alberto Urteaga y Elena Vizcay, representantes de la Red Navarra de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social, han presentado ante la Comisión de Derechos Sociales del Parlamento de Navarra, aportaciones  al Plan Estratégico de Inclusión Social de Navarra 2018-2021.

Han querido destacar la importancia del Plan, como herramienta estratégica del Gobierno de Navarra para garantizar los derechos de la ciudadanía que se encuentra en situación o riesgo de exclusión social; por lo que constituye, en estos momentos, un instrumento clave para paliar o mitigar los efectos de la crisis social y avanzar en la inclusión social de las personas en Navarra.

Durante la presentación de las propuestas los representantes de la Red han recordado el daño que provocó la crisis anterior en las personas más vulnerables, y de la que todavía no se han recuperado. Por lo que como ha recalcado Alberto Urteaga, presidente de la Red ha destacado que “tenemos un importante volumen de pobreza y/o exclusión social en Navarra heredado de la anterior crisis, por eso es urgente poner medidas para paliar en lo posible los efectos perniciosos de la pandemia, con el objetivo de buscar una salida distinta a la anterior”. Por lo que, además, insisten en la necesidad urgente de  Un análisis compartido puesto que la Evaluación Intermedia del  Plan Estratégico de Inclusión Social de Navarra que ya plantea recomendaciones para hacer frente al impacto de la crisis del COVID-19.

En el desarrollo de la sesión de trabajo, la Red Navarra de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social ha presentado medidas para la línea estratégica de Incorporación Social: han destacado la necesidad de garantizar la atención presencial de manera preferente en todos los ámbitos de la Administración dada la brecha digital existente;  la necesaria inversión en Servicios Sociales y en el Tercer Sector ante el aumento de demanda de los mismos derivada por la actual crisis social; y la colaboración con Gobierno de Navarra para el desarrollo de la sistematización de la intervención social.

En materia de Necesidades Básicas y Garantía de Rentas, apuestan por consolidar el modelo de Renta Garantizada mediante el despliegue de su tercera fase para aumentar su potencial de protección social. Reclaman para ello la priorización del traspaso de competencias  del Ingreso Mínimo Vital a Navarra, y el estudio y seguimiento de aquella población que no está teniendo cobertura dentro del Sistema de Protección Social.

Han planteado que es necesario aumentar las ayudas a empresas y entidades por parte del SNE-NL para fomentar las contrataciones, dado que el empleo ha sido y es uno de los principales ámbitos afectados por esta crisis. Valoran positivamente la creación de programas de empleo inclusivo que posibilitan la realización de itinerarios personalizados e integrales de inserción socio-laboral y el refuerzo de los procesos de acompañamiento social, y proponen líneas a incorporar en el futuro Plan de Empleo.

En materia de Vivienda, la Red ha reclamado la intensificación de medidas para el acceso y mantenimiento en  vivienda de personas en situación de exclusión social,  y que el incremento de algo más de 11 millones que se han presupuestado para 2021 vaya destinado a este fin.

Respecto al ámbito de Salud, plantean medidas para garantizar su universalidad, eliminando las barreras de acceso, garantizando la adhesión a los tratamientos y planteando medidas para el impulso del espacio socio-sanitario.

Y, por último, en relación a la línea estratégica de Educación, por su potencial para reducir la transmisión intergeneracional de las desigualdades, vuelven a poner sobre la mesa la brecha digital, la Comisión de lucha contra el absentismo, herramientas para mejorar le relación profesorado-alumnado, y las becas.

El trabajo de la Red y sus entidades para paliar las desventajas

Desde la Red Navarra de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social se ha vivido desde el inicio de la pandemia con preocupación la situación de las personas y grupos más vulnerables, que ya tenían considerables dificultades para salir adelante. Esta crisis sanitaria, que también se ha vuelto social y económica está acrecentando las desigualdades de las personas en situación de exclusión social.

Para paliar las desventajas producidas la Red ha venido trabajando y colaborando con la Administración a diferentes niveles (local y regional). A lo largo de la primera oleada publicó el “Plan Social para Navarra”; un documento con propuestas para el diseño conjunto de una salida a la crisis social. Y, en septiembre, el Dossier denominado “Detección de necesidades en la crisis social”, recogiendo las necesidades detectadas en las personas en situación de exclusión social que son atendidas por las entidades de la Red y que aún no habían sido cubiertas pasados 6 meses desde el inicio de la pandemia.

Compártelo en tus redes
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Publicado en Actualidad.