Los colectivos y entidades firmantes hemos detectado que somos muchas las plataformas y organizaciones sociales que tenemos un nexo común, la necesidad de vivienda para las personas que atendemos en las respectivas organizaciones, con las que trabajamos y que ven dificultado su acceso a este derecho por su origen, racialización, género, edad, situación administrativa o condición socioeconómica.

En este sentido, el pasado mes de noviembre el Defensor del Pueblo ya apuntó en su Informe que este, la falta de vivienda, era un problema acuciante en nuestra Comunidad.

Es hora de que aunemos fuerzas para conseguir solucionar este problema, dada la notoria falta de un parque público de viviendas en Navarra que permita atender la demanda existente, y en general, la ausencia de una política valiente en materia de vivienda.

Además, la crisis sanitaria no ha hecho sino agravar la situación previa, volviendo a poner de manifiesto las carencias del sistema, y haciendo aún más necesarias tanto medidas estructurales como medidas específicas ante la actual situación. En este sentido, podría decirse que, en cierto modo, a día de hoy vivimos una “tregua” por las medidas de emergencia tomadas a nivel Foral y Estatal. Sin embargo, tanto las situaciones que se vienen viviendo e intensificando en los últimos meses, como las medidas que se están ejecutando actualmente y la demora de otras medidas anunciadas, pero no ejecutadas, no hacen sino prever una explosión de situaciones de emergencia y de endurecimiento de las dificultades estructurales de acceso y mantenimiento de la vivienda.

 

El pasado mes de febrero todos/as los/as firmantes suscribimos las siguientes propuestas, a fin de trasladarlas a las entidades públicas con capacidad para solucionar este gravísimo problema.

 

  1. Elaborar con carácter de urgencia el Registro de Vivienda vacía, de conformidad con lo establecido en la Ley Foral 24/2013, de 2 de julio, de medidas urgentes para garantizar el derecho a la vivienda en Navarra.
  2. Regulación de la ventanilla única para las gestiones relacionadas con el acceso a la vivienda.
  3. Aprobar la normativa foral oportuna a fin de obligar a los grandes tenedores de vivienda a ofrecer un alquiler social en caso de desahucio de los/as inquilinos/as.
  4. Aumentar el parque público de viviendas en régimen de alquiler, de calidad e inclusivo, para todas las personas en situación de vulnerabilidad.
  5. Establecer la calificación indefinida de las viviendas de protección oficial.
  6. Adecuación de la normativa, índices, programas y régimen de ayudas públicas para que contemplen la realidad social de las personas en situación de exclusión social para dar respuesta a sus demandas.
  7. Aprobación y exigencia del Impuesto a la vivienda vacía en la totalidad de Ayuntamientos navarros.
  8. Realizar un esfuerzo mayor en la difusión del programa de la Bolsa de Alquiler para lograr un aumento de la misma, a fin de incentivar a particulares el alquiler de sus viviendas, e incluso reforzar las condiciones de la Bolsa para que resulte más atractiva la cesión de las viviendas por los particulares.
  9. Impulsar con carácter de urgencia medidas de regulación y limitación del precio del alquiler, tal y como se recoge en el Acuerdo programático.
  10. Restringir la normativa para la implantación de pisos turísticos.
  11. Fomentar campañas de información y sensibilización frente al racismo y la aporofobia.
  12. Integrar la perspectiva de género en las políticas sociales relacionadas con la vivienda, de manera que se tengan en cuenta las situaciones de especial vulnerabilidad de las mujeres para el acceso a vivienda y su posterior mantenimiento, especialmente las familias monoparentales.
  13. Establecer mecanismos de sanción a las agencias inmobiliarias que apliquen criterios discriminatorios en función del género, edad, etnia u origen de los/as posibles inquilinos/as, o que establezcan requisitos inalcanzables para el acceso de vivienda en alquiler, tales como la solicitud de avales o contratos de trabajo fijos o indefinidos.
  14. Establecer mecanismos legales para posibilitar que las personas en situación jurídica irregular puedan acceder a viviendas de protección social.
  15. Incrementar la cesión de viviendas para primera acogida de personas refugiadas y solicitantes de asilo, así como colectivos en riesgo de exclusión.
  16. Garantizar el empadronamiento en el lugar de residencia efectiva de los/as solicitantes.
  17. Apertura de centros de acogida sin requisito de entrada y ayudas de emergencia para personas sin vivienda sin requisito de antigüedad ni empadronamiento. Creación de centros especializados de acogida, no masivos, con estancias de tres a seis meses prorrogables para que la personas en movimiento puedan mientras estabilizar su situación legal, económica y social, e incremento del número de plazas necesarias para atender a todos/as los/as menores no acompañados/as.
  18. Creación de recursos para personas sin hogar en todo el territorio Navarro que tengan como eje la vivienda (housing led).

 

Además, ante el agravamiento de la situación como consecuencia del COVID-19, planteamos la

necesidad de sumar a las propuestas anteriores una serie de medidas, especialmente en las

limitaciones de acceso a las ayudas públicas de vivienda, como forma de atender a las nuevas

necesidades derivadas de la crisis sanitaria:

 

  1. Solicitamos que se mantengan los recursos residenciales habilitados durante el Estado de Alarma y con las condiciones actuales, durante todo el periodo que dure no sólo el confinamiento, sino las distintas fases de la desescalada, y se prevea una regulación normativa que permita su reactivación urgente en caso de que vuelvan a darse circunstancias de urgencia y necesidad similares, en las que puedan volver a ser necesarios.
  2. Así mismo, se plantean las siguientes propuestas específicas relacionadas con las ayudas EMANZIPA y DAVID:

 

  • Todas las personas en situación administrativa irregular quedan fuera de las ayudas: es necesario articular la forma de que se permita su acceso a las ayudas al pago de alquiler y viviendas de protección social, siempre que cumplan requisitos previos de tiempo mínimo de empadronamiento o siempre que la trabajador/a social considere que entra dentro de los supuestos de exclusión social grave para habilitar ayudas de emergencia.
  • Tampoco pueden beneficiarse de las ayudas las personas y familias que están alojadas en habitaciones: es necesario incluir la posibilidad de recibir estas ayudas para las personas y familias que residen de alquiler en habitaciones.
  • Mantener de forma indefinida y permanente la eliminación de los límites de edad inicialmente establecidos para acceder a la ayuda EMANZIPA más allá de la actual situación de emergencia.
  • Eliminar la necesidad de tener declaración de la renta de 2018 hecha, con 3.000€

de ingresos mínimos.

Subsanar el desajuste temporal provocado por la revisión de los requisitos económicos en base a la declaración renta de años previos, frente a las situaciones reales que se viven en el momento de solicitar dichas ayudas. Ejemplo. Requisito de ingresos mínimos necesarios en la Declaración de la Renta previa para acceder a estas ayudas. Proponemos valorar según los ingresos actuales en el EMANZIPA y eliminar el requisito en el DAVID.

  • Eliminar el requisito de inscripción en el censo de vivienda protegida establecido en las ayudas DAVID.
  • Es necesario que de forma permanente haya personal que atienda las solicitudes de manera presencial. La solicitud en modo telemático supone una barrera por la “brecha digital” que padecen muchas familias.
  • La renta máxima de alquiler que puede acogerse a las ayudas son 650 euros, en Pamplona y comarca ya hay muchos inmuebles cuyo precio de alquiler se encuentra por encima de este valor, quedarían fuera de poder optar a cualquier ayuda: es necesario eliminar esta exigencia.
  • En cuanto al procedimiento para la concesión de las ayudas: es necesario flexibilizar los criterios para la subsanación de errores en la tramitación de la solicitud y justificación de las ayudas y de los pagos mensuales realizados.

Adhesiones:

  • PAH Navarra
  • SOS Racismo
  • Red Navarra de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social (Federación de 30 entidades)
  • Iruñea Ciudad de Acogida
  • Consejo Navarro de la Juventud
  • Plataforma papeles y derechos denontzat
  • Comisión Española de Ayuda al Refugiado, CEAR
  • Asociación Juvenil Yoar
  • Salhaketa Nafarroa
  • ESK
  • Federación de Asociaciones Gitanas “Gaz kaló”
  • Fundación Secretariado Gitano.
  • Elkarte Formación y Empleo
  • Traperos de Emaus Navarra
  • Sakana Harrera Arana
  • LAB
  • ELA
  • CCOO de Navarra
  • CNT Iruñea
  • Federación Batean
  • Asociación Buztintxureando Txuri
  • CGT/LKN Nafarroa
  • Andrea Lunes Lilas
  • Navarra Nuevo Futuro
  • Fundación Lantxotegi
  • REAS Navarra
  • Zaska Red Antirumores de Navarra